ESPERANDO POR EL SÍ DE ADRIANA A LA PROPUESTA DE AMOR DEL M.S.M

En este artículo vamos a conocer parte de la entrevista que radio Panamericana tuvo con Adriana Gil este último fin de semana, acerca de aquellla invitación por parte de gente del Movimiento sin Miedo (MSM).

"Hemos sido honrados con una propuesta, una invitación del Movimiento sin Miedo, y bueno muy honrados porque existe ese reconocimiento a nuestro trabajo político y bueno siempre han habido coincidencias ideológicas por supuesto, y una amistad que hace que esto se haya construido en el sentido de poder avanzar en conversaciones, en reflexiones, y bueno vamos a estar dando novedades ya el día de mañana oficialmente", señaló Adriana Gil.



Dijo además, nos faltan ciertas conversaciones, ciertas reuniones más ya para concretar. Pero bueno, hemos ido avanzando, hemos ido conversando y en algo coincidimos muy puntualmente: Que el político que vive en el cálculo y en el acomodo no le sirve a la sociedad; porque los buenos guerreros se conocen en batalla, los guerreros no pueden ser cobardes jamás, o esperar que los momentos peligrosos pasen; porque no serían de ninguna manera buenos conductores.

Se supone que la sociedad necesita que en los momentos más críticos de ella, existan hombres y mujeres capaces y valientes de hacer que las cosas puedan cambiar de rumbo y de situación.

Por otro lado Diputada Adriana Gil, cuál es el rol de la oposición, tomando en cuenta estas alianzas, tomando en cuenta lo sucedido con Samuel Doria Medina y el Movimiento Demócrata Social que se han unido, pero por otro lado el ala izquierda del Frente Amplio dejaría Unidad Nacional, ¿está unida la oposición?

"A ver, tiene que haber una unión en base a principios y objetivos en política, no se puede pegar con chicle alianzas coyunturales que al final van a terminar en funcionalismos o en servilismos", dijo Adriana Gil.

Qué sucede cuando hay gente que solamente está haciendo el cálculo de tener representación en el Parlamento para luego no garantizar absolutamente nada, sino más bien, cuidar sus privilegios dándole el voto al régimen de turno, eso es lo que tenemos que cambiar.

El pueblo boliviano no necesita intermediarios de su voto. El ciudadano boliviano necesita gente que cumpla lo que le está prometiendo, que no se vaya a la funcionalidad ni al servilismo.
Mire, le habla una parlamentaria que no le ha apoyado al MAS ni una sola ley en estos cuatro años que he sido parlamentaria. Y no cedo, soy intransigente, porque creo mucho en la línea principista de Charles de Gaulle que decía: La intransigencia en los principios nos llevará a la presidencia.

Uno no puede justificar el hecho de que el empresariado político tenga que negociar la voluntad popular para preservar sus intereses. Es ahí donde ya se cambia y es donde vienen las traiciones, las extorsiones, el tráfico de la política criolla permanente, es ahí donde caemos nuevamente en este sistema corrupto y degradado.

Yo creo que hay momentos y mucha gente me dice: Adriana usted es demasiado intransigente. Porque no negocio, porque no me dejo extorsionar, porque resisto, porque aunque me han tocado lo más importante para un ser humano que es la familia y el trabajo, yo resisto y voy a seguir resistiendo y construyendo porque creo que la intransigencia con principios nos va a llevar a la presidencia porque este país necesita políticos con carácter, con valores, con principios que sean la reserva moral.
Porque cuando todos se van al acomodo, se van a lo fácil, se van al oportunismo; y le habla una ciudadana que jamás ha sido parte de un proyecto político que está en el poder, porque a mí como a toda mujer me gusta gestar, me gusta dar vida a lo que construyo y usted puede recordar que hace nueve años construí un proyecto que no avizoraba la más mínima victoria en el oriente del país, con un rechazo absoluto hicimos victorioso un proyecto que lamentablemente se desvirtuó por el oportunismo, por los corruptos, por los delincuentes, por las negociaciones, por los tráficos de la política criolla de ayer de hoy y de siempre.

Yo creo que podemos hacer mucho si en base a principios y a personas que no negocian, porque no es que la oposición se una. La oposición se puede unir, pero si tiene caudillos que tienen intereses corporativos, que han sido gananciales cuando han fungido cargos como ministros; esas personas que van a ir en representación nuestra, van a ir a darle el voto a la gente que no queremos.

Yo no voy a ser parte jamás de esa funcionalidad, yo le voy a garantizar al ciudadano que si nos da el voto para administrar este país, lo vamos a cambiar y lo vamos a administrar como debe ser, con una revolución profunda, no tanto del sistema político sino en una revolución humana y humanista que venga desde los gobernantes.

Porque para mí es cínico, es ordinario y vulgar el despilfarro que existe, pero también que salgan algunos que digan que vamos a devolver los aviones y los autos cuando están totalmente depreciados ya en este momento; y cuando han podido por qué no devuelven si quieren demostrar austeridad la cementera que era del Estado boliviano.
Por qué las minas siguen siendo de Gonzalo Sánchez de Lozada, por qué se siguen llevando millones y millones de dólares en nuestros recursos y materias primas, por qué no hemos industrializado nada, por qué el 80% de la población no tiene un empleo formal, por qué no tiene jubilación.

Nosotros vamos a revertir, en la línea de Marcelo Quiroga Santa Cruz, todas las minas de las grandes corporaciones que en este momento son de Gonzalo Sánchez de Lozada, que no se lo ha tocado a Gonzalo Sánchez de Lozada por eso tenemos su ministro que es nuestro ministro de economía en este momento, porque está cuidando intereses y nosotros vamos a hacer que el ciudadano boliviano tenga una jubilación digna, aquellos hombres y mujeres que no han tenido la oportunidad de tener un empleo digno y formal para poder jubilarse, nosotros vamos a hacer posible ese sueño.
Y no van a ser bonos miserables, va a ser una jubilación digna, porque los miles y millones de dólares que se siguen llevando en un sistema extractivista y parasitario, debe acabar.

Hay que empezar a engendrar, soberanía de verdad y ser soberano es no permitir que intereses extranjeros se lleven nuestro oro, nuestra plata, nuestros minerales y les paguen miserias a los mineros que están ahí muriéndose a los 40 años de vida, pagando sueldos miserables porque no hay que decir que los mineros todos son millonarios, muchos de ellos viven con menos de 3.000 bolivianos, sin seguro de salud totalmente explotados por una rosca minero feudal promovida desde este Estado corrupto y mentiroso.

Diputada Adriana Gil, ahora cómo usted ve al MAS, un proyecto que en su momento usted ha apoyado mucho.

"Lo que yo considero de que nuestro proyecto en un inicio era revertir y mejorar el tema de salud y educación, lamentablemente se desvirtuó absolutamente todo. Todo es propaganda, todo es culto a la persona, yo creo que el político que quiera trascender tiene que invertir en el recurso humano, en su capital humano del país", manifestó Gil.

No se hizo ninguna inversión significativa en cuanto al sistema de salud y de educación.
Qué debemos hacer ahora, debemos invertir el 50% de nuestro presupuesto en educación y en salud, en seguridad, en inversión, hay que promover a los jóvenes; es decir los mejores estudiantes de las universidades deben entrar, deben tener ingreso directo a la educación pública, a la administración pública, a la carrera pública.
Darle oportunidades a la gente, debemos darle becas trabajo a los chicos, debemos hacer centros culturales, debemos promover el talento de los nuestros en el deporte, en la música, en todas las disciplinas que podamos y en este momento las quisiera tener todas; pero darles la garantía que vamos a promover a los mejores deportistas, a los mejores artistas, los mejores científicos, a los mejores técnicos; porque Bolivia debe dejar de mirarse con complejo, somos extremadamente bendecidos para vivir en la pobreza, la miseria y en el rencor.
Para progresar debemos dejar los enconos y el rencor y perdonar por el país, y lo vamos a hacer todos desde nosotros mismos.

Son muchas cosas y es muy apasionante y hay un desafío; es cierto no hay que negar que hay una bonanza en nuestros minerales que no será eterna si no hay una planificación, que no hay una inversión, que seguimos con los mismos pozos de los neoliberales cuando no ha habido ese desprendimiento.

Porque hay que hablar, en todas las líneas e ideologías políticas  hay buenos y malos, hay liberales que son buenísimos y hay liberales que son malos. Hay socialistas de verdad y hay "socios listos" que se apropian de las empresas del Estado para hacer ricos a sus familiares y creen que el Estado es una piñata, y ni siquiera se sonrojan en hablar de corrupción, porque el mal de este país es la corrupción, el cuoteo, la negociación, la transacción, y bueno lo que permanentemente estamos expuestos a la traición y a la decepción de quienes nos gobiernan.

No está mal tener buena fe, no está mal soñar y construir un proyecto que puede significar el cambio de vida de muchas personas; lo que está mal es que cuando nos mientan o nos decepcionen o nos traicionen, nosotros empecemos a mentir, a decepcionar y a traicionar.
No importa que ellos nos hayan decepcionado, no importa que ellos nos hayan traicionado, no importa que ellos hayan mentido.
Nosotros no debemos ser igual a ellos por ningún motivo, y esa es la propuesta que nosotros tenemos.

Yo creo que hay una misión política muy importante, muy parecida a la que Dios le dio a Moisés, de libertar a su pueblo de los mentirosos y opresores y de los impostores.

Y esa también será nuestra misión política, más allá de ejércitos de dinero o de ventas de conciencia; el espíritu de la bondad, de la sinceridad nos tendrá que dar la victoria, puntualizó Adriana Gil.

Fuente: Radio Panamericana

Comparte en

Deja tu comentario

0 comentarios :