¿CASTRACIÓN? ¿PENA DE MUERTE? Y LUEGO QUÉ ¿VOLVER A LA HOGUERA?

Todo el mundo quedó consternado, molesto, lleno de impotencia, de bronca contenida ante el reciente caso de vejación sexual y posterior muerte del pequeñito Alexander en la ciudad de La Paz.

Más de uno salió al frente clamando justicia, pidiendo se halle al o a los culpables del hecho para cumplir en ellos su deseo de venganza.

Castración y pena de muerte ¿Es qué es así como se logrará cambiar al mundo? ¿Acaso es necesario volver al bíblico ojo por ojo y diente por diente?

Si te pones a revisar en el tiempo los acontecimientos y las consecuencias y resultados que ha dado el ejercer violencia para frenar la violencia; te darás cuenta que poco o nada se ha logrado. Igual se sigue viendo a diario a gente que golpea a mujeres, que roba, que asesina, que viola o que miente sin ningún cargo de conciencia.

Quizás me preguntarás:
- Y qué tiene que ver la mentira en todo esto, por qué la pones en la lista.

Ok ok, fijate esto. Cada que un sujeto o un criminal es sorprendido en un acto delictivo, qué es lo primero que hace. Ahá, diste en el clavo: Miente!
Miente intentanto ocultar su falta, miente descaradamente aún a sabiendas que todo apunta su culpabilidad. Un pecado lleva a otro pecado.

- Bueno, bueno. Y qué quieres decir con todo esto, vamos suéltalo de una vez!

Bien. Lo que te quiero decir y hacer entender es que la maldad del mundo no va a desaparecer castrando violadores, ahorcando asesinos o quemando ladrones o cortando la lengua a los mentirosos. No mi amigo, así no va a cambiar nada.

Para que un verdadero cambio se de en el hombre, te hablo de un cambio genuino; es necesario un cambio de conciencia. Mientras no haya un convencimiento pleno de Pecado, de Justicia y de Juicio; no va a cambiar nada.
Si un asesino "siente" en su conciencia que matar tarde o temprano lo llevará a su condenación eterna, no lo volverá a hacer más.

Piden castración a violadores y pena de muerte a feminicidas


El hombre con su fuerza de voluntad intenta cambiar sus malas actitudes, pero como esa voluntad es humana, fácilmente caerá nuevamente en su error.

Por eso es tan importante acercarse a nuestro Creador y dejar que nuestra voluntad se mueva conforme a su buena voluntad.

El hombre no podrá cambiar al mundo, más Aquel que lo creó sí que puede!

Dios te bendiga.

Comparte esto

Deja tu comentario

Más de Infómanos

2 comentarios :

  1. Pero aqui no se busca eliminar a la maldad del mundo, tan solo eliminar a los delincuentes, a los que cometen terribles crimenes, disminuir la poblacion criminal....para eso se instauro la pena de muerte....

    ResponderEliminar
  2. Si no hay maldad no habrá delincuentes.

    ResponderEliminar