¿DÓNDE GUARDAN EL SATÉLITE QUE COSTÓ MÁS DE 300 MILLONES DE DÓLARES?

¿Acaso hay un garaje en el espacio - o en el fondo del mar - donde esté estacionado el carísimo Tupac Katari?

¿DÓNDE GUARDAN EL SATÉLITE?

Por: Manfredo Kempff Suarez

El Vicepresidente está muy preocupado preguntándose dónde guarda su dinero Samuel Doria Medina. Yo me pregunto: ¿y qué le importa? ¿Acaso por ser opositor al masismo Doria está obligado a declarar todo lo que tiene porque el Vice se ha convertido en su cancerbero? ¿Por qué un hombre que alardea de un irreprochable humanismo es tan burdo en su comportamiento? ¿Qué le importa lo que una persona honrada haga con lo que ha ganado en su vida? ¿O no sabe el Vice que Doria Medina vive en Bolivia e invierte aquí pese a todas las extorsiones y amenazas?

Yo le preguntaría al Vice: ¿y dónde está el satélite de los más de 300 millones de dólares que supuestamente nos igualaba con el Primer Mundo? ¿Acaso hay un garaje en el espacio - o en el fondo del mar - donde esté estacionado el carísimo Tupac Katari? ¿Cuáles son los beneficios que nos ha brindado el satélite? ¿Además del abuso de gastarse 300 millones de verdes, no están anunciando a su pareja Bartolina Sisa, dizque para que explore hidrocarburos en nuestro territorio? ¿No será la Bartolina tan incapaz como su pareja? ¿Y dónde están amarradas las barcazas chinas que no las vemos? ¿Y dónde están los documentos y facturas de esos dos aviones para la FAB que costaron como 40 millones de dólares? ¿Y hay acceso a la licitación del otro avioncito presidencial Falcón, francés, usado, que costó 38 millones de dólares? Y mejor no seguir mencionando negociados porque nos vamos a quedar cortos y sin resuello.

Algo que es importante para conocimiento del Vice y de los lectores: no tengo nada que ver con Unidad Democrática (UD) ni con Doria Medina, fuera de que lo respeto como persona. Por si acaso, fui ministro de Banzer sin retaceos, lo que nos está mal si ganamos dos elecciones en 1985 y 1997, mucho más democráticas que las de ahora y si dimos viabilidad a gobiernos que estaban tratando de salir del fondo del pozo. ¿Mal que lo diga? No creo, porque la gente que me lee me conoce. Lo que digo ahora puede que disguste a algunos que hoy están convencidos de que el MAS es una solución mágica, pero sé que muchos otros lo van a entender. No hay solución mágica que venga de S.E. y mucho peor de quienes lo rodean.

Desde el año 2005 vine anunciando que un futuro triunfo del MAS sería catastrófico. Eso está en todas mis notas escritas en La Razón de La Paz, primero, y luego en El Día y El Deber de Santa Cruz, además de agencias. Nada de racismo ni de exclusión por si acaso. La pura verdad. Era cosa de pánico a la ignorancia que veía aproximarse. No soy de los que han empezado a darse cuenta del desastre ayer o anteayer, sino que vengo denunciando a este Gobierno desde hace más de una década, sin dejar de hacerlo ni una sola semana. Y si bien es cierto que no pensé nunca que S.E. fuera a ser un buen gobernante, me equivoqué con el Vice, en quién, a fin de cuentas, hombre leído y culto, pensé que sería el factor de equilibrio entre S.E. que era un simple jefe cocalero y él, matemático y sociólogo, con manejo del castellano, además de luchador social. Me equivoqué.

Hoy el Vice - mimado por su verba perturbadora en los canales de televisión - no hace sino promover odios. Todo lo que dice con cara de inocencia lo enfanga y se dedica a explayarse en una dialéctica confusa, falsa, teatral, pero bien dicha, en buen idioma, sin gran cultura pero con estudiado histrionismo. El Vice responde sin trabarse porque nadie le consulta a fondo, entonces toda pregunta que se le hace tiene una respuesta, cualquiera, inmediata, eso no importa, pero parte del pueblo que le mira la cara y los gestos, entre hitlerianos y papales, lo cree un genio.

Bueno, volvamos al principio. Si tanta es su preocupación por el dinero de Samuel Doria Medina, que es propio y no tiene obligación de declarar (ya lo secuestraron una vez para robarle), ¿qué podemos hacer para que el Vice y S.E. nos digan cómo han podido entregar un cheque - o un compromiso - de 300 millones de dólares para un satélite sin brújula, perdido en la inmensidad, que hizo echar lágrimas de emoción porque anunciaron que habíamos ingresado a la era espacial? ¿Donde están amarradas las barcazas chinas? ¿Qué sucede con la compra de aviones caros y sin licitación? Y últimamente, no queda más remedio que preguntarse: ¿por qué la ciudad de La Paz, tan acogedora y linda, está sufriendo sin agua cuando sabemos que eso se hubiera solucionado de no tirarse el dinero del gas en pavadas? ¿Por qué nacionalizar una empresa extranjera que daba agua, para alegrar un festejo de 1o. de mayo y volver a lo inservible? Claro, con esos antecedentes, ¿cómo van a querer irse del poder? Saben que están destinados a rendir cuentas, gruesas cuentas, ante una justicia nueva, más descontaminada que el líquido barroso que están embutiendo a la población paceña.

Fuente: ANF

Satélite boliviano Túpac Katari.

Comparte esto

Deja tu comentario

Más de Infómanos

0 comentarios :