DR. ALARCÓN PIDE INCORPORACIÓN DEL VOTO “NINGUNO” EN ELECCIONES JUDICIALES 2017

Abogado Alarcón solicita la incorporación del “Voto NINGUNO” como voto válido en la papeleta de votación para las elecciones judiciales 2017.

INCORPORACIÓN DEL VOTO "NINGUNO" EN ELECCIONES JUDICIALES 2017


Por: Carlos Alarcón Mondonio

Petición que presentaré hoy en la mañana en la Vicepresidencia para que la ALP respete la soberanía del pueblo en las elecciones judiciales habilitando la opción del voto NINGUNO como voto válido y computable para definir la mayoría simple de los votos obtenidos por los candidatos impuestos al pueblo soberano por la ALP.

Señor:
Alvaro García Linera
Vicepresidente del Estado
Presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional
Presente.-

REF: Incorporación del “Voto NINGUNO” como voto válido en la papeleta de votación para las elecciones judiciales 2017.

De mi consideración:

En ejercicio de mi derecho constitucional a la petición, reconocido en el artículo 24 de la Constitución Política del Estado, en su condición de Presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional, me dirijo a su autoridad haciéndole conocer y peticionando lo siguiente:



Habiéndose declarada desierta la convocatoria para la elección de Magistrados al Tribunal Constitucional Plurinacional y Tribunal Supremo de Justicia, se abre una ventana de oportunidad para complementar las reglas de juego de este proceso electoral, a través de complementaciones al Reglamento de Preselección y/o a la Ley del Régimen Electoral, que garanticen en el acto de votación, de una manera efectiva y contundente, la soberanía del pueblo, como principio esencial de la democracia boliviana, consagrado en el artículo 7 de la Constitución Política del Estado, a través de la incorporación en la papeleta de votación para las elecciones judiciales reprogramadas para el mes de diciembre de 2017, de una casilla, columna, franja o espacio de votación que corresponda, que permita al elector expresar su voto por “NINGUNO” de los candidatos preseleccionados e impuestos por la Asamblea Legislativa Plurinacional, como voto válido que se tome en cuenta para el cómputo de la mayoría simple de votos exigida por el artículo 182 parágrafo V de la Constitución y por otras normas constitucionales concordantes, para que resulten elegidos o no elegidos los candidatos que figuren en la papeleta de votación.

Es decir que si el voto por “NINGUNO” de los candidatos preseleccionados resultaría mayor al voto obtenido por cualquiera de ellos, éstos no alcanzarían la mayoría simple de votos de acuerdo al artículo 182 parágrafo V de la Constitución y en consecuencia no accederían a la función judicial correspondiente.

Esta petición señor Vicepresidente, se fundamenta en consideraciones de hecho y de derecho constitucional. En cuanto al fundamento de hecho, las candidaturas judiciales a diferencia de cualesquiera otras candidaturas como las de Presidente, Vicepresidente, Senador, Diputado, Gobernador, Alcalde, Asambleísta y Concejal, no se forjan en el seno de la sociedad civil a través de los partidos y organizaciones políticas, no nacen dentro de la sociedad civil para la propia sociedad civil sino que resultan impuestas al soberano desde arriba hacia abajo, por la Asamblea Legislativa Plurinacional, que como ocurrió en el anterior proceso electoral puede realizar un trabajo que no está de acuerdo con la voluntad de la mayoría de los ciudadanos que participan del proceso electoral.

Por esta razón, resulta imperioso contar con una garantía como la peticionada en esta nota, que permita al soberano rechazar, estar en desacuerdo o no convalidar el trabajo de preselección que realice la Asamblea legislativa Plurinacional, por la sencilla razón de que la ALP se debe al soberano y no el soberano a la ALP. Si vamos a un ejemplo lógico extremo pero muy ilustrativo un candidato podría ser elegido Magistrado del TCP o del TSJ con un solo voto porque a excepción del ciudadano que voto por ese candidato todos los demás no votaron por él. Es decir, que se estaría desconociendo inconstitucionalmente la voluntad del 99, 99999% de los electores que no lo quieren a ese candidato como Magistrado del TCP o del TSJ o de los restantes órganos judiciales.

En consecuencia, por la especial característica de que esta es una elección donde los candidatos son impuestos al soberano por la ALP, y no se da una competencia de candidaturas entre organizaciones políticas, en las que el soberano puede elegir libremente las que le parecen mejor o más convenientes, el soberano para preservar y ejercer su propia soberanía tiene que tener la opción de expresar su voto válido rechazando todas las candidaturas judiciales que le ofrece la ALP, porque su voluntad electoral está limitada, condicionada y subordinada a votar por las candidaturas que le impone este órgano del Estado y no nacen de la participación ciudadana, competitiva, dentro del seno de la sociedad civil organizada.

Este voto válido “por ninguno” sería computado y comparado con el obtenido por los candidatos y sólo obtendrían la mayoría simple de votos que exige el artículo 182 parágrafo V de la Constitución y normas constitucionales concordantes aquellos candidatos cuyos votos sean mayores o superiores al voto por “NINGUNO”.

En cuanto al fundamento de derecho, la mayoría simple del artículo 182 parágrafo V de la Constitución no está levitando o flotando en el aire, tiene su esencia y anclaje en la soberanía popular que según el artículo 7 de la misma Constitución reside en el pueblo y de ella emanan, por delegación, las funciones y atribuciones de los órganos del poder público, entre éstos las de la Asamblea Legislativa Plurinacional. Es decir que la delegada del soberano, la ALP en el trabajo de preselección de candidaturas judiciales no puede estar por encima del delegante el “Soberano”, el “Pueblo de Bolivia”, el “Titular de la Soberanía” y menos aún defraudar o traicionar su confianza, como ocurrió en la anterior elección judicial. La ALP nace del soberano y se subordina al soberano y no a la inversa. Por esto, el soberano tiene que tener el mecanismo en el voto que le permita estar en desacuerdo con todas las candidaturas impuestas por la ALP y, este voto de rechazo a todos los candidatos, porque el soberano no está de acuerdo con la calidad del trabajo que hizo la ALP en la fase de preselección, es un voto que debe ser comparado con los votos obtenidos por todos y cada uno de los candidatos a los efectos del cómputo de la mayoría simple.

Por estas consideraciones de orden constitucional, solicito a su autoridad remita esta petición a la Comisión Mixta de Constitución para que de curso al trámite legislativo que corresponda con el objeto de que en el Reglamento de Preselección y/o en la Ley del Régimen Electoral se incorpore en la papeleta de votación como voto válido la opción “NINGUNO” y que se compute a los efectos de definir la mayoría simple de votos del artículo 182 parágrafo V de la CPE y normas constitucionales concordantes, para todos los cargos judiciales en juego, en las próximas elecciones reprogramadas para el mes de diciembre de 2017.

Sin otro particular, saludo a su autoridad atentamente.

Carlos Alarcón Mondonio
Abogado

En la foto, el abogado Carlos Alarcón Mondonio.

Abogado Carlos Alarcón Mondonio solicita incorporar voto NINGUNO en elecciones judiciales 2017

Comparte esto

Deja tu comentario

Más de Infómanos

0 comentarios :