CONOCE LA DESGARRADORA VIDA DE LUKA MODRIC

Tuvo una vida llena de carencias y dificultades, pero hoy es uno de los mejores jugadores del mundo. Conoce todo lo que este hombre hizo para llegar a la cima del éxito.

VIDEO: LA DESGARRADORA VIDA DE LUKA MODRIC.

La desgarradora vida de Luka Modric


Creció en medio de la guerra escuchando las balas y las explosiones de bombas pero sobre todo quedó marcado por el llanto, los gritos, el sufrimiento y las súplicas de las personas que eran brutalmente asesinadas diariamente frente a sus ojos.

En 1991 estalló la guerra contra Serbia misma que se prolongó hasta el año 2001 y que no sólo provocó que millones de familias se separaran sino también la injusta muerte de más de 200 mil personas inocentes.



Hasta el día de hoy un letrero con una calavera y un mensaje en croata que dice "no se acerque a esta área hay un gran peligro de minas", sigue todavía colgado en una pared de la casa que Luka Modric abandonó tratando de huir cuando tenía solamente seis años.

El padre y el abuelo de Luka se enlistaron en las filas del ejército para combatir en la guerra pero una tragedia provocó que la familia saliera huyendo.

A su corta edad el inocente Luka vió con sus propios ojos como mataban a su abuelo sin darle oportunidad ni siquiera de defenderse. Aquel hombre fuerte que el tanto amaba había sido asesinado de la forma más cruel sólo por haber nacido croata.

La muerte obligó a su familia a recorrer 60 km para llegar a la ciudad de Zadar donde una habitación del hotel Kolovare se convirtió en su nuevo hogar; aunque en realidad dicho lugar era más bien un centro de refugiados de guerra.

Aunque su madre le contaba miles de historias para intentar alejarlo de la realidad, la tristeza y dolor del pequeño sólo encontraron consuelo en una pelota de fútbol.

En el estacionamiento de ese hotel Luka pasaba muchas horas jugando fútbol con otros niños, desde ese momento supo que su destino era dedicarse a este deporte; sin embargo jamás imaginó lo que pronto estaba por venir.

Un día mientras jugaba con los otros niños como de costumbre, el dueño del hotel quien también era miembro del cuerpo directivo del club de fútbol NK Zadar lo vio jugar a través de una de las ventanas y fue entonces cuando su vida comenzó a cambiar. El hotel LZ que estaba pegado al centro de entrenamiento del club se convirtió definitivamente en la nueva casa de la familia, pero el fútbol todavía no lo hacía sentir seguro.

Las 500 granadas que caían a diario en su ciudad le recordaban la crueldad de la guerra, aquella guerra que le había arrebatado a su abuelo.

"Cuando sonaban las alarmas todos corríamos hacia el refugio, el que llegaba primero era el héroe", relató en una entrevista el jugador croata. Su talento innegable y el pequeño club de barrio le empezó a quedar muy chico. Modric tenía un sueño: jugar en el equipo del que era seguidor, el Hotdog.



Sabían que no sería sencillo por su físico, sin embargo los dirigentes del NK ayudaron a que con sólo ocho años tuviera una prueba, pero el talento no fue suficiente, Luka fue rechazado porque era muy bajito y flaco; siendo este el primero de muchos golpes que iba a sufrir en su carrera.

Apoyado por cada uno de sus entrenadores del NK que se dieron cuenta de que tenían a un gran jugador en su club, Luka pasó las inferiores allí hasta que a los 16 años el Dinamo Zagreb, el club más grande y poderoso de Croacia, apostó por él y lo fichó; sin embargo el debut no llegó, el Dinamo lo prestó para que jugará en la Liga de Bosnia donde debutó con 17 años.

Durante un año completo aguantó patadas y golpes en un fútbol reconocido por ser muy agresivos. Luka estaba seguro de que había pasado una prueba, pero al volver al Dinamo lo volvieron a prestar, esta vez a un equipo de la misma liga croata, el NK Inter Zaprešić donde con sólo seis partidos y 18 años fue convocado a la selección sub 21 de Croacia.

Con el Inter se coronó campeón de invierno con 6 puntos de ventaja sobre el Dinamo que seguía siendo su propietario por lo que la dirigencia decidió recuperarlo y Luka jugó con ellos el tramo final de un campeonato del que salieron victoriosos.

En el 2008 nadie podía negar que su futuro estaba en una de las grandes ligas. El Tottenham desembolso 20 millones de euros para comprarlo y 4 temporadas más tarde el gigante Real Madrid puso los 30 millones de su pase.

Desde su llegada al Madrid se ganó un lugar en el equipo titular y conquistó todo lo que alguna vez soñó de pequeño.

Este domingo condujo a la selección de Croacia, también llamada "los hijos de la guerra", hasta la final de la Copa del Mundo y fue elegido como el mejor futbolista del certamen.

"Tuve un camino difícil en la vida pero lo importante es no ceder; hubo obstáculos, hubo altibajos pero siempre tienes que creer en ti mismo, uno tiene que luchar contra los problemas para llegar al éxito y alcanzar los sueños, eso es lo mismo que me llevó a este punto, yo nunca dudé de mí mismo", señaló Luka Modric, el niño que no sólo sobrevivió a la guerra sino que venció a los obstáculos. Lideró a su selección a la final de un mundial y hoy se encuentra entre los mejores jugadores de la historia.

Fuente: Badabun

Comparte esto

Deja tu comentario

Más de Infómanos

0 comentarios :