Este “músculo artificial” es 60 veces más fuerte que el músculo humano

La extremidad artificial es impulsada por dos músculos a base de fibra. Foto: Mehmet Kanik y Sirma Orguc, Instituto Tecnológico de Massachusetts

Un equipo de científicos liderado por Ray Baughman de la Universidad de Texas ha inventado una forma sorprendentemente sencilla de construir músculos que pueden levantar 1.000 veces su propio peso: retuercen firmemente las fibras de bambú o seda. Al resumir o eliminar el calor o reemplazarlo con efectos electroquímicos, encontraron que pueden reducir y relajar los músculos artificiales, casi como los músculos biológicos.

La esperanza es usar estas fibras musculares en prótesis, exoesqueletos, o incluso tejerlas en ropa de trabajo especial que puede volverse más porosa porque reaccionan al calor de la persona que la usa.



En un artículo publicado en la revista Science, un grupo de investigadores argumenta que el "rendimiento gravimétrico de los músculos sintéticos" es 60 veces superior al de los músculos esqueléticos animales.

En experimentos anteriores en 2014, el equipo investigó el mismo principio con otros materiales, incluyendo líneas de pesca e hilos de coser. Pero estos nuevos músculos artificiales son aún más fuertes, e incluso se han utilizado materiales más baratos para ellos.

Sin embargo, los científicos todavía tienen trabajo que hacer aquí. Sólo alrededor del 3% de la energía es absorbida por las fibras cuando se exponen al calor. Pero su diseño simple y extremadamente económico puede ser una ventaja para la futura tecnología de nanofibras y prótesis.

Demostración de cómo trabaja el "músculo artificial"

Comentarios Facebook

Publicar un comentario

0 Comentarios