Estos son los tres “amigos” de Evo Morales que están incendiando Bolivia

Estos son los tres amigos de Evo Morales que están incendiando Bolivia
Andrónico Rodríguez, Raúl García Linera y Ramón Quintana

Jeanine Añéz no logra restablecer el orden en la convulsionada Bolivia. Contener a las hordas masistas cuyo propósito es la desestabilización del país para que así Evo Morales se presente ante el mundo como el apaciguador de la patria parece un reto imposible.

«El expresidente ha planificado un escenario conveniente para su retorno, estremece al país con su ejército de mercenarios y narcotraficantes que tiene tomado el centro del país. Los abasteció de armas y municiones 15 días antes de que se fuera del país», dice a ABC fuentes del comité cívico.



Cochabamba, la principal trinchera del expresidente Morales, cuenta con el aeropuerto internacional Jorge Wilstermann que tiene la pista más larga de Bolivia 3.500 metros. «No lo utiliza nadie solo está en funcionamiento el hangar militar», denuncian ante lo que puediera ser un centro de operaciones del nacotráfico.

Ante tanto revuelo político, la presidenta interina Jeanine Añez, única mandataria de gobierno en Latinoamérica, ha tomado una política de puño de hierro para atajar las protestas y la violencia. El polémico Decreto 4078, una especie de licencia para matar, o explicada como imnunidad para el Ejército y la Policía frente a los manifestantes ha llevado a Morales elevar el tono en sus declaraciones desde México: «Están matando a mis hermanos de El Alto que resisten pacíficamente el golpismo y luchan en defensa de la vida y la democracia». Amnistía Internacional condenó el decreto y pidió su derogación inmediata porque teme que ante la escalada de tensión en la nación no se garanticen que las fuerzas de seguridad actúen conforme con las normas y estándares internacionales.

Sin embargo, Morales es el verdadero agitador de las protestas. Ayer el Gobierno de transición difundió un vídeo donde supuestamente el exmandatario animaba a «que no entre comida en las ciudades». El líder indígena dejó a sus hombres de confianza en Bolivia y son los que se han encargado de sitiar Cochabamba y bloquear los accesos a las carreteras principales del país.

Los hombres de Morales

Evo Morales dejó sus hilos bien ajustados antes de renunciar al cargo. Nada es genuino en los líderes bolivarianos fieles al socialismo del siglo XXI. Su afán de preservar el mando aunque no lleve su nombre trasciende las fronteras del poder.

Andrónico Rodríguez: un joven sindicalero de 29 años, socialista radical y promotor de la violencia. Vicepresidente de la Federación de Cocaleros del Trópico de Cochabamba, sigue los pasos de Morales quien las lideró hace 30 años, pero como dicen «es un Evo mejorado» porque tiene estudios en ciencias políticas en la Universidad San Simón de Cochabamba. Aparece casi siempre al lado de Morales en los eventos públicos, de hecho fue el encargado de presentarlo en el acto de lanzamiento de su última campaña por la reelección. «El sucesor» del presidente, pero como aclaró Luis Fernando Camacho para ABC no para este período porque «la edad no se lo permite», es el único que sale como portavoz en los sucesos violentos de El Chapare.

Ramón Quintana: «ministro del crimen» lo llama la oposición boliviana por ser el responsable de la masacre de Porvenir al declarar públicamente que iba a por los campesinos involucrados. Es un militar de carrera, ministro de la presidencia durante 13 años de gobierno moralista. Antes de dedicarse a la política, Quintana pasó por la vida militar hasta llegar al grado de mayor del Ejército, de hecho recibió su formación en la Escuelas de las Américas de Estados Unidos. Al mismo tiempo se formaba en sociología, filosofía y ciencias políticas. Dirigió una agencia estatal de fronteras oriental con Brasil entre 2010 y 2011 por lo que conoce muy bien la exportación de cocaína a Brasil por los territorios de Beni y Pando. Fue embajador de Bolivia en Cuba Actualmente no se sabe de su paradero, entra y sale del país a su conveniencia, según denuncian fuentes del comité cívico.

Raúl García Linera: el hermano del exvicepresidente Alvaro García Linera, es un conocido guerrillero y terrorista que estuvo preso porque junto a su hermano fueron los responsables del secuestro de un empresario en Bolivia. También ha sido acusado de dinamitar antenas de telecomunicación, aunque no pudo ser probado por la acusación. Durante los 13 años del gobierno de su hermano, no se lo vio ejercer cargos públicos, sin embargo fue acusado de manejar entidades como la REPAC y de orquestar actuaciones paragubernamentales.

Fuente: ABC

Comentarios Facebook

Publicar un comentario

0 Comentarios