Gato inteligente logra que su mamá humana vuelva a entrar en la casa después de que se quedara fuera

Claire Paynter entraba y salía de su casa haciendo labores todo el día, y en un momento dado, cuando fue a volver a entrar, la manilla de la puerta se cayó justo en sus manos. Incapaz de abrir la puerta sin ella, trató frenéticamente de encontrar una manera de entrar en su propia casa, cuando su gata Gingee se acercó a la puerta.

Gingee maullaba a través del cristal, tratando de averiguar por qué su madre no entraba a la casa, y fue entonces cuando Paynter tuvo un pensamiento loco: Decidió ver si podía hacer que Gingee abriera la puerta.


"No esperaba que funcionara", dijo Paynter a The Dodo.

Gata mira a su mamá que se quedo fuera la casa

Paynter golpeó la ventana, y Gingee sintió curiosidad inmediatamente. Se subió a la lavadora, que estaba al nivel del picaporte, y Paynter supo que era su oportunidad para intentar que él la dejara entrar.

"Seguí golpeando la ventana y señalando la manija de la puerta", dijo Paynter.

Mamá del gato le señala la manija de la puerta

Paynter golpeaba y golpeaba, tratando de que Gingee entendiera. Tomó alrededor de 10 minutos de constantes golpecitos y explicaciones, pero finalmente, Gingee entendió lo que su mamá quería que hiciera. Extendió sus patas y se agarró a la manija, abriendo la puerta y finalmente dejando que su mamá entrara de nuevo.

Gato logra abrir con sus patitas la manija de la puerta

Paynter estaba tan orgulloso de Gingee por ayudarla a entrar y estaba encantado de que su loco plan realmente funcionara, pero también esperaba no haber creado un problema por accidente.

"Ahora tendré que asegurarme de que no deje entrar a nadie más", dijo Paynter.

Con información de The Dodo.

Comentarios Facebook

Publicar un comentario

0 Comentarios