Albarracín dice que Gobierno de México fomenta la impunidad al proteger a exautoridades del MAS

Albarracín dice que Gobierno de México fomenta la impunidad al proteger a exautoridades del MAS
Waldo Albarracín, Conade

El representante del Comité de Defensa de la Democracia (Conade), Waldo Albarracín, dijo el jueves que el Gobierno de México fomenta la impunidad al proteger a exautoridades del Estado boliviano afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) investigadas por varios delitos.

"Quien está actuando políticamente es el Estado mexicano, tanto a nivel del Gobierno como de la Embajada, porque ellos están dando protección a personas que han transgredido el ordenamiento jurídico boliviano, que han cometido delitos", dijo a la ABI.


Colaboradores del exmandatario Evo Morales permanecen por varias semanas en las sedes diplomáticas mexicanas en La Paz con la intención de salir de Bolivia.

"En los hechos no son refugiados políticos ni asilados políticos, sino gente que está pretendiendo proteger y lograr la impunidad de sus actos acudiendo a estas figuras tan importantes en el derecho internacional como son el asilo y el refugio", agregó Núñez.

Morales, tras su renuncia a la presidencia, el 10 de noviembre en medio de masivas movilizaciones ciudadanas contra un fraude en las elecciones de octubre, se asiló en México y su estadía causó polémica debido a sus constantes declaraciones políticas; el exmandatario en la actualidad está refugiado en Argentina con otras exautoridades.

Entre tanto, otro grupo de exfuncionarios de Estado acusados de promover actos de sedición y terrorismo, igual que Morales, se asilaron en instalaciones diplomáticas de México con el objetivo de abandonar Bolivia para no enfrentar a la Justicia.

"En Bolivia nunca hubo golpe de Estado, sino lo que se produjo es un fraude gigantesco, motivo por el cual el presidente (Morales) y sus seguidores huyeron para no afrontar su responsabilidad sobre el fraude", señaló Albarracín.

También explicó que la Policía boliviana no violó la inmunidad diplomática de las instalaciones de México en La Paz, sino que redobló la vigilancia ante el anuncio de movilizaciones de organizaciones sociales a favor y en contra de los exfuncionarios.

"En consecuencia es obligación del Estado boliviano garantizar la integridad, la seguridad de cualquier representación diplomática, en este caso la mexicana", apuntó.

En ese marco, Albarracín consideró que el Gobierno de México asume una actitud equivocada en su relación con Bolivia, una posición que incluso fue cuestionada -dijo- por la población y organizaciones mexicanas, entre ellos representantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Fuente: ABI

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook