Murillo: “Quintana tiene un salvoconducto a la cárcel de Chonchocoro, es el único que está listo”

Murillo: Quintana tiene un salvoconducto a la cárcel de Chonchocoro, es el único que está listo
El ministro de Gobierno, Arturo Murillo

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió el lunes que el Gobierno nacional nunca aceptará el pedido de México de la salida del país como asilado político del extitular del Ministerio de la Presidencia, Juan Ramón Quintana,  porque tiene cuentas pendientes con la justicia boliviana por delitos cometidos durante el conflicto político-social registrado luego de las elecciones generales.

"No va a tener nunca salvoconducto. Tiene un salvoconducto a la cárcel de Chonchocoro, es el único que está listo (...), un delincuente no puede tener salvoconducto", informó a los periodistas.


El exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, pidió asilo político en la Embajada de México tras la convulsión social de octubre y noviembre, que terminó con la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, pero necesita un salvoconducto para salir del país, pero el actual Gobierno planteó una denuncia penal por los cargos de sedición y terrorismo.

Murillo recordó que no puede permitirse que una persona que tiene cuentas pendientes con la justicia deje el país.

Recordó que el Ministerio de Gobierno mantiene un resguardo policial en las inmediaciones de la residencia de la Embajada de México, donde aún permanece Quintana junto con otras exautoridades gubernamentales, a pedido de las autoridades diplomáticas.

"La Embajadora de México lo ha pedido en tres oportunidades. Tres cartas ha enviado la Embajadora de México, pidiendo que se dé mayor seguridad", agregó.

La autoridad gubernamental dijo que el resguardo policial fue autorizado, también, porque se colectó información de inteligencia de amenazas de la quema de la residencia de la Embajada de México, por personas que culpan a Quintana por la salida de gobierno del Movimiento Al Socialismo y "quieren que muera dentro de la residencia o para que salga y hacerle justicia comunitaria".

"Obviamente, nuestro deber es cuidar la residencia de los diplomáticos y también cuidar la vida de las personas por más delincuentes que sean y tengan cuentas con el Estado", concluyó.

Fuente: ABI

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook