¿Músicos bolivianos con doble moral?


¿Músicos bolivianos con doble moral?

Por: Fredd Bass

Alguien compone un canción y otro grupo musical sin permiso hace éxito con esa canción, gana miles de Bolivianos por contrato y al compositor el creador de esa pieza musical no le dan ni un solo centavo. En otras palabras; ese grupo vive de haber robado el trabajo de otro, literalmente. 

El compositor busca como hacer respetar su trabajo, su creación, su esfuerzo. La Ley 1322 de PROPIEDAD INTELECTUAL de nuestra Constitución lo ampara. Esa ley HONRA el trabajo intelectual de cada compositor, pero no encuentra quien lo haga cumplir, ni siquiera el Ministerio de Culturas hacía algo, mientras otros usan la creación ajena libremente por años generando ingresos económicos sin honrar en lo más mínimo el trabajo del autor.


Los compositores bolivianos al verse desamparados sin un instrumento que pueda hacer prevalecer el LEGÍTIMO DERECHO que tienen sobre su PROPIEDAD INTELECTUAL buscaron la manera de hacer respetar sus derechos y crearon SOBODAYCOM, que en sus siglas corresponden a la SOCIEDAD BOLIVIANA DE AUTORES Y COMPOSITORES DE MÚSICA; así es, fue creada para hacer respetar sus derechos de compositores, y están afiliadas a otras sociedades de músicos de otros países que también exigen sus derechos.

Lamentablemente en Bolivia no tenemos esa cultura de respetar lo ajeno a nivel musical, otros países cumplen estrictamente con los DERECHOS DE AUTOR, pagan regalías a los compositores a través de sus ministerios de cultura. Plataformas digitales como YouTube o Spotify respetan profundamente estos derechos y pagan regalías a sus autores, porque esa es la forma de respetar y honrar el trabajo intelectual de las personas que se dedican crear música.

En Bolivia, músicos que no son parte de esta sociedad que ni siquiera compusieron ni una sola canción, son los primeros en reclamar, es mas; se dan el atrevimiento de exigir cuentas a SOBODAYCOM sin ser miembros de esta sociedad que solo busca hacer respetar el derecho legítimo LEGAL del los autores y compositores a los que se debe. Los que son parte de esta sociedad reciben apenas miserables regalías por año que no es ni medio sueldo básico, porque no hay esa cultura de respeto y honra al compositor boliviano. Ah! sin embargo los músicos en cada fiesta tocan canciones ajenas de autores que no recibirán nada por aquello que les costó crear.


Somos capos para gritar ¡Nos están invadiendo grupos extranjeros! y gritamos junto a ello ¡Compongan pues!!! Y cuando finalmente componemos ni del autor se acuerdan, ¡ja! ¿Que forma de incentivar a nuestros compositores no? Y cuando el autor exige su derecho, ¡huta! por poco y no le sacamos la mi**** por exigir unas moneditas por su composición. AHÍ VEO LA DOBLE MORAL DEL MÚSICO BOLIVIANO que no sabe honrar a sus compositores, por eso estamos como estamos, festejamos la piratería como algo normal, por eso otros países sobresalen en la música.

Lo que me da risa es que muchos músicos confunden este tema con ABAIEM que es otro cuento, si no saben la diferencia entre SOBODAYCOM y ABAIEM están más perdidos que menonita en discoteca; y de la veintena de asociaciones de músicos que hay ni hablar, son un desastre sin norte. ¡Ah! Pero eso sí, lloramos por un Ministerio de Cultura que no hacía nada por nuestro sector y miramos con odio a SOBODAYCOM por ser el único que intenta hacer respetar el derecho del compositor.

Ahora, entiendo que en tiempo de crisis provocado por la pandemia del Covid-19, fue un desatino y falta de sentido común de parte de los directivos de SOBODAYCOM en exigir regalías para los compositores, faltó empatía, y que bueno que se retractaron, pero el desprestigio está hecho, los directivos cambian pero la institución permanece.


Pedir el cierre de SOBODAYCOM es lo mismo que decir que nos vale ve*** nuestros compositores, que se jodan", pero que sigan componiendo ¿Que chistoso no?

Mientras cada grupo musical sigue tocando con un precio aproximado de 5.000 Bs. por contrato, un porcentaje mínimo de 200 Bs o menos para los autores no es nada. En la ciudad de La Paz muchos cumplen con este pago y hasta yo pagué alguna vez, porque ¡es lo justo! Y si no lo crees así, si crees que es un robo, pues déjame recordarte que tú también robas las composiciones de otros para ganar dinero en tu contrato.

Yo pienso de esta manera, que hay que honrar el trabajo de otros y reconocerles por su esfuerzo y que gracias a ello muchos comemos, gracias a personas como Jaime Reyna y sus canciones de los "Brothers" por ejemplo, muchos hemos hecho bailar en fiestas y hemos cobrado dinerito para mantener a nuestras familias ¿Y dónde queda Jaime Reyna? ¿Ah bien gracias no? Y si reclama derechos de autor de seguro tendrá el menosprecio de los músicos injustamente.

Bueno, ojalá tengamos algún día eso de honrar el trabajo de otros compositores bolivianos.

Atte. Fredd Bass

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook