"El Cartel de la Mentira": Juan Ramón Quintana, Arce Catacora, ATB, La Razón, El Extra

El Cartel de la Mentira: Juan Ramón Quintana, Arce Catacora, ATB, La Razón, El Extra

El Cartel de la Mentira

Cómo extrañan los masistas el Cartel de la mentira el cual se pudo ejecutar en tiempos de Evo Morales con la única finalidad de agrandar las noticias relacionadas el gobierno de los socialistas y contrarrestar o esconder denuncias de corrupción, narcotráfico y otros delitos relacionados al régimen.

En otro video les decía que el socialismo acapara absolutamente todo y los medios de comunicación son una prioridad para adoctrinar y hacer creer que todo está bien o que todos estamos en bonanza permanente.

Estos son algunos de los medios de comunicación que se pueden probar con documentación y pruebas fehacientes, que el socialismo con la complicidad del actual candidato masista Luis Arce Catacora, como administrador de las arcas del Estado en aquellos entonces se adquirieron con dinero de todos los bolivianos y que hoy tenemos que pagar con nuestros impuestos peso a peso.

Lo que queda claro es que había un "cartel de la mentira" comprado por Evo Morales y de manera dolosa.

Ahora vemos que los recursos de la bonanza económica se malgastaron y sirvieron para comprar medios de comunicación para definir una línea favorable al gobierno socialista; pero crítica y persecutoria de opiniones distintas al MAS. ¿Qué tal eso?

Existen muchos otros medios de comunicación que se compraron con recursos del Estado que el siguiente gobierno electo deberá de esclarecer.

ATB, La Razón, periódico El Extra fueron comprados con dinero público, por lo tanto debería de pertenecer al Estado y el Estado para mejor comprensión somos todos nosotros.

Ahora comprenderán porque la gran importancia de estas elecciones. No olvidemos que el socialismo es un sistema donde los crímenes son legales y las libertades son crímenes.

Veamos como Juan Ramón Quintana, operador político de Evo Morales y con una enorme lista de actos de corrupción del que por su conocida mañudería salió ileso y librado de todos.

Quintana ingresó primero al gobierno de Banzer, ultra derechista, como ayudante mostrenco de Keifer con un salario básico de 14.000 cuando la mayoría ganábamos apenas 400 bolivianos.

La larga lista de los delitos del señor de las mentiras son incontables, aquí sólo para mencionarles unos cuantos: 33 camiones de contrabando, encargado de Evo Morales en todos los negociados de toda clase de adquisiciones, pertrechos militares, alimentos, uniformes, botas; todo con absurdo sobreprecios. 

Involucrado en la compra del avion Beechcraft, adquisición de fusibles israelites marca Galil con sobreprecio de más de 5.000.000 de dólares.

Venta de permisos navieras a nombre de Bolivia, muchos de ellos destinados al narcotráfico. Fue quien dio la orden para la masacre del Porvenir, es quién reprimía a los izquierdistas y después se convirtió en acérrimo socialista y era quién decía luchar por los pobres teniendo semejantes antecedentes, y los ingenuos seguidores le recibían con aplausos cuando era interpelado en el congreso.

Y tú querido socialista de base que sales esa defender a Luis Arce Catacora con tu banderita gritar Arce presidente, ¿cuánto dinero pudiste aprovechar? Porque los que te manejan y ordenan que marches tienen muchas propiedades de lujo, tienen dinero para gastar hasta su décima generación. ¿Aprovechaste algo o sólo sales a marchar y a gritar como un zombi?

Un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras del Estado establece que el gobierno de Venezuela le prestó al Estado boliviano, entre el año 2008 y 2009, la suma de 16 millones de dólares a través del Programa Evo Cumple, los mismos que fueron transferidos a particulares, y lo curioso de esto es la siguiente pregunta: ¿Quién pagará estos millones de préstamos? Pues sí, adivinaron, pagaremos todos los bolivianos.

Se transfirieron 4.5 millones de dólares para la compra de La Razón y El Extra, y se pagó otros 10 millones de dólares para la adquisición de la Red ATB; y por artimañas, amenazas y extorsiones con la tutela de Ramón Quintana y el gobierno socialista pudieron obtener la Red PAT sin pagar un peso.

La pregunta más importante en esta historia es ¿quién tenía la chequera y quien firmaba esos desembolsos? ¿Quién conocía detalle de todas estas anomalías con afectación al Estado? Sí, exactamente: el candidato Luis Arce Catacora.

El siguiente gobierno debe hacer cumplir la ley 004 Marcelo Quiroga Santa Cruz, que establece que se pueden incautar y secuestrar bienes cuando la figura es la de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado; una ley elaborada por los mismos masistas. Cumplan su propia ley.

Recordemos que La Razón y ATB fueron los dos medios de comunicación más beneficiados con la recepción de propaganda gubernamental.

Sólo para recordarles en dos años recibieron del gobierno masista de entonces, más de 20 millones de dólares en publicidad del Estado.

Y sólo para mencionarles los insulsos gastos que hacían en 14 años, YPFB gastó más de 2.200 millones de dólares en publicidad corporativa, y por otro lado se gastaba apenas 25.000 dólares al año en capacitación del personal de esa institución.

Pero la historia no termina ahí, como todo buen socialista que se encubren de todo, el candidato Luis Arce Catacora dijo que si ganaba las elecciones lo primero que haría es darle salvoconducto a Juan Ramón Quintana y demás acusados por diferentes delitos que se encuentran asilados en la Embajada Mexicana para que puedan salir de Bolivia y puedan ir a gozar y disfrutar del dinero sustraído al Estado sin responder a ningún delito acusatorio en Bolivia.

En otras palabras, los bolivianos como siempre veríamos como estos socialistas que se decían ser del pueblo, que pretendían igualdad cuando ellos tienen todos los millones de dólares se benefician, se protegen y se ayudan.

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook