Denuncian que editorial del Estado fue utilizada en favor de campaña de Evo Morales 2020-2025

El Gobierno presenta querella contra Amanda Dávila por utilizar recursos del Estado en campaña política

El Ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informó este lunes que habían presentado querella penal contra Amada Dávila, entonces gerente ejecutivo de la Editorial del Estado, y tres funcionarios por haber instruido la impresión de papelería y propaganda política en apoyo a la campaña electoral de Evo Morales para el 2020-2025.

El gobierno acusa de los presuntos delitos de uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y uso indebido de bienes y servicios. Se estima Bs 150.000 de daño económico debido a estas irregularidades.

El ministro añadió que la Gerente de Producción Ximena Elena D.V., la Gerente Comercial y de Relaciones Interinstitucionales Iris América V.B. y la Gerente de Administración Financiera Eylin Lenny S.A. fueron condenados. Nuñez expresó que quieren prontitud y que "no duerman" los procesos en el Ministerio Público.

Dijo además que la creación de la imprenta fue para facilitar la impresión de documentos oportunos, de calidad y baratos para la promoción de políticas públicas, la educación y la información; sin embargo la editorial se ha convertido en la casa de campaña del MAS.

Sin embargo, las investigaciones revelaron irregularidades administrativas en el manejo de las órdenes de trabajo de la Editorial no relacionadas con sus funciones establecidas, como la impresión de 100.000 copias a todo color bajo el nombre de "afiche presidente".

Otra orden de trabajo fue para 100.000 copias del póster "Vamos bien". El Ministerio de Comunicación ordenó 12.000 cajas de CDs con los modelos "La Revolución", "La Nueva Revolución" y "Evo es pueblo". El Ministerio de Relaciones Exteriores solicitó 100.000 calendarios de bolsillo y 10.000 calendarios de pared, que, según Núñez, no tienen nada que ver con la política exterior de Bolivia.

Aseguró que hay declaración de testigos que confirman que estas órdenes fueron ilegalmente direccionadas por disposición expresa de la gerencia. Los testigos confirmaron que todo el proceso de edición, diseño, impresión, acabado y distribución de la campaña electoral del MAS para 2020-2025 fue amañado.

Insistió en que la elaboración estos trabajos era sólo un pretexto para encubrir la ilegalidad y que se trataba de un uso de los recursos del Estado para la propaganda política de Evo Morales y que debía ser investigado y sancionado.

Fuente: Erbol

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook