‘Bochorno’ y ‘circo’: sesión de interpelación deriva en golpes y gritos entre parlamentarios

‘Bochorno’ y ‘circo’: sesión de interpelación deriva en golpes y gritos entre parlamentarios

La sesión de interpelación del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, el oficialismo y los parlamentarios de la oposición protagonizaron gritos, insultos, inhabilitaciones e incluso golpizas. Los mismos legisladores calificaron lo sucedido de "circo" y "vergüenza".

La sesión fue convocada para que Del Castillo respondiera preguntas sobre la detención de la ex presidenta Jeanine Añez.

La reunión ya había comenzado tensa desde que, una hora antes, el ministro Del Castillo se había reunido con la bancada del MAS y, a las puertas de la Asamblea, manifestantes de las víctimas de Senkata realizaron una protesta exigiendo justicia.

Los parlamentarios de la oposición hablaron primero, criticando al ministro Del Castillo. Lo describieron como un "carcelero" y "comisario del régimen". Le recordaron que en el pasado formó parte de manifestaciones en las que luchó contra la Policía, quienes fueron denunciados por hostigamiento político por parte de Eva Copa cuando era funcionaria del Senado, entre otros temas.

El Ministro, a su vez, inició su discurso pidiendo justicia para las víctimas de los hechos de noviembre de 2019 y solicitando un minuto de silencio.

Del Castillo acusó a los opositores de ser cómplices de Áñez, de lo que llamó un "golpe", corrupción e incluso narcotráfico.

Los ánimos estallaron y estalló la violencia. El senador de Creemos, Henry Montero, y el diputado del MAS, Antonio Gabriel Colque, se agarraron a golpes, puñetazos y patadas. Dos de sus compañeras también fueron agredidas.

Luego de los golpes, el senador Montero acusó al ministro Del Castillo de haber organizado un "circo".

La oposición pidió "mil disculpas" a la población. Dijo que nada justifica lo ocurrido, pero el cruce de manos se desató luego de que lo empujaran. "Pido disculpas a todos los bolivianos por todo lo que pasó (...) No pude quedarme con los brazos cruzados", dijo.

El Ministerio de Gobierno, mediante nota de prensa, señaló que el opositor "se abalanzó" sobre el diputado Colque, quien -según ese texto- "es la tercera edad". Sin embargo, en la página oficial de la Cámara de Diputados se dice que el diputado Antonio Gabriel Colque nació en 1981, por lo que tiene 40 años.

Colque, por su parte, calificó el incidente como una "pequeña pelea", pero expresó su rechazo a lo sucedido. Afirmó que ante la humillación salió a calmarse, sin embargo, recibió un codazo en ese momento.

El diputado del MAS, Renán Cabezas, calificó de “vergonzoso” lo ocurrido en la Asamblea y afirmó que fueron solo unos pocos parlamentarios los que llevaron a cabo esos hechos de los 166 miembros de la Asamblea.

Cabezas agregó que es difícil soportar las humillaciones y expresiones racistas.

Fuente: Erbol

VIDEO: NOTICIAS DE BOLIVIA DE HOY