Gobierno apunta a 30 años de cárcel para personal militar y policial implicado en caso del material antidisturbios argentino

Gobierno apunta a 30 años de cárcel para personal militar y policial implicado en caso del material antidisturbios argentino

El Gobierno ratificó este lunes que en 2019 arribaron al país de manera irregular equipos antidisturbios desde Argentina, por lo que afirmó que se cometió el delito de tráfico ilícito de armas, cuya pena es de 30 años sin indulto para la policía y personal militar involucrado.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, apuntó particularmente al ex comandante de la Policía, Yuri Calderón, al ex comandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Terceros, por dicho delito, además del ex embajador de Argentina en Bolivia, Normando. Álvarez.

Señaló que esas tres personas cometieron tráfico ilícito de armas. Señaló que, según el Código Procesal Penal, la pena por este delito es de 15 años de prisión, pero con el agravante de ser personal militar o policial se eleva a 30 años sin derecho a indulto.

Actualmente, el ex embajador Álvarez es ministro de Trabajo de la provincia de Jujuy. En tanto, el excomandante Calderón se encuentra prófugo de la justicia y el excomandante Terceros está detenido por el llamado caso “golpista”, en el marco del cual ofreció su versión de los hechos de 2019 y el papel de Evo Morales, que desató críticas al MAS.

El material

Según Del Castillo, el 11 de noviembre de 2019 el embajador argentino en Bolivia envió una nota a la Cancillería solicitando autorización para el ingreso de personal, material y equipo del Grupo de Fuerzas Especiales denominado “Alacrán” de ese país.

Del Castillo informó que la Policía de Bolivia autorizó el internamiento y porte temporal en Bolivia de armas de fuego, municiones y materiales relacionados con el grupo de fuerzas especiales "Alacrán" de Argentina, los cuales fueron solicitados por la Embajada de ese país a través de la Cancillería con el fin de proteger sus instalaciones.

Asimismo, indicó que el material señalado fue trasladado por una aeronave Hércules C-130 desde Argentina a Bolivia, llegando el 13 de noviembre a la ciudad de La Paz.

“Hay dos tipos de materiales que ingresaron al país ese 13 de noviembre. Uno de manera legal que fue autorizado por la CIPI con nota previa en la Cancillería específicamente para brindar seguridad a la Embajada Argentina y otras armas antidisturbios no autorizadas, porque no tiene ningún tipo de registro formal o ha seguido los procedimientos establecidos en la Ley 400”, denunció el jefe de Gobierno.

La autoridad afirmó que, de manera irregular, han ingresado al país alrededor de 27 mil cartuchos de perdigones de caucho, 28 aerosoles de gases MK-4, 19 aerosoles de gases MK-94, 55 granadas CN, 53 granadas de gas H y 19 granadas de gas H. Gas CS.

Fuente: Erbol

VIDEO: NOTICIAS DE BOLIVIA DE HOY