Procuraduría cambia versión de noviembre 2019 y niega renuncias de García Linera, Adriana Salvatierra y Víctor Borda

Procuraduría cambia versión de noviembre 2019 y niega renuncias de García Linera, Adriana Salvatierra y Víctor Borda

Un informe de la Procuraduría General del Estado (PGE) señala que el exvicepresidente Álvaro García Linera fue “forzado” a presentar su renuncia, situación que  “no sucedió”, y que no “existe registro alguno” de las renuncias de los entonces presidentes del Senado y de Diputados, Adriana Salva tierra, y Víctor Borda, según reporte de Página Siete.

El documento denominado “Desarrollo de las protestas y otras situaciones de tensión, derivadas tras las elecciones generales del 20 de octubre de 2019 en Bolivia” fue difundido en abril y presentado a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) sobre los sucesos poselectorales de 2019. Oacnudh requirió información el 23 de septiembre de 2020, cuando Jeanine Añez ejercía la Presidencia del Estado.

En ese documento  se señala que luego  de la renuncia de Morales “se debió abrir la sucesión constitucional (…), siendo el primero el ahora exvicepresidente Álvaro García Linera, quien también fue forzado a presentar su renuncia, situación que no sucedió debido a que no se instaló el plenario de la Asamblea Legislativa Plurinacional”.

No obstante, la tarde del  domingo 10 de noviembre de 2019, el canal estatal Bolivia TV transmitió la dimisión de Morales y también la de García Linera. A un lado del exmandatario estaba la exministra Gabriela Montaño. Horas previas, varios sectores entre ellos la Central Obrera Boliviana (COB) pidieron la dimisión de Evo Morales.

Después de que Morales informara su dimisión, García Linera tomó el micrófono y dijo: “Yo también, el día de hoy, estoy renunciando a mi cargo de vicepresidente del Estado y presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional (…). Hemos tomado esa decisión para que no se use la violencia por parte de estas fuerzas agresivas contra el pueblo”.

La Procuraduría en su informe presentado a Oacnudh señala también que los siguientes en la sucesión debieron ser la entonces presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y Víctor Borda, quien en esa época era presidente de Diputados. “Empero -se lee en el documento-, pese a que fueron presionados y hostigados, no existe registro alguno de haber presentado su renuncia”.

No obstante, en otro punto del informe se indica que “quienes promovían el golpe de Estado (…) ejercieron presión y hostigamiento a quienes estaban en la línea de sucesión para que renuncien”.

Dos horas después de hacerse pública la renuncia de Morales y García Linera, Salvatierra informó sobre su dimisión a medios televisivos. “He trabajado todo este tiempo en el MAS en este proceso de cambio con el liderazgo que tiene el presidente Evo Morales y Álvaro García Linera, ellos son nuestros líderes y acompaño esta decisión renunciando a la presidencia de la Cámara de Senadores”, declaró entonces  a Unitel. En enero de 2020, Salvatierra sostuvo que su renuncia no fue por  motivos personales, sino políticos,  y que su renuncia fue coordinada con los exmandatarios del MAS.

Antes de Salvatierra, el mismo 10 de noviembre de 2019, después del mediodía, Borda informó sobre su renuncia al cargo como presidente de la Cámara de Diputados. “Quiero comunicar mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la Cámara de Diputados (...). Ha sido tomado de rehén mi hermano”, afirmó entonces. Luego volvió a la Cámara Baja como diputado y ejerció el mismo hasta las elecciones de octubre de 2020. 

Fuente: Los Tiempos | País

VIDEO: FLORCY CONTIGO