Carta al Evo II: ¿Por qué renunciaste y escapaste como gallina si no tenías ninguna culpa en el fraude?


CARTA AL EVO II

Por: Fercho Flores Zambrana

Evo:

Estamos firmes, no vamos a claudicar. Y mientras insistas en pataleos políticos de venganza y confrontación, nosotros nos rejuvenecemos en la unidad.

¿De veras crees que podemos confiar en vos? ¿Que estás preocupado por tu país?


Veamos qué dicen tus mensajes de preocupación en el Twiter:

1.- Vendan mi avión y mis helicópteros para ayudar a los bolivianos

Para qué mierda compraste un avión de lujo si no era necesario, y los helicópteros, eran para atención de desastres, pero los usaste hasta joderlos yendo y viniendo a tus partidos de fútbol.

2.- Ocupen mi Palacio para traer a mis hermanos enfermos de coronavirus

Tu palacio lo hiciste para los puterios del “cholo playboy”, la emergencia sanitaria reclama otro tipo de ambientes. Debiste pensar en edificar hospitales.

3.- Donaré el 100 % de mi renta de expresidente para ollas comunes en barrios populares de familias humildes. ¿Donar tu renta?

Más bien devuelve los millones que robaste, que permitiste robar. Si el Estado tendría que pagarte una renta vitalicia, ésta sería de 24.241 bolivianos, contra 310 mil millones de dólares que tuviste en 14 años de gobierno y que sólo sirvieron para canchitas. ¡No jodas Evo!

Más bien, danos explicaciones dónde fue a parar tanta estafa y corrupción al Estado. Te recuerdo algunos: Fondioc, BoA, Banco Unión, Emapa, Mi Teleférico, Cartonbol, Empresa Azucarera San Buenaventura…

Y la más infame de tus acciones: Doce mil millones de bolivianos de nuestros aportes de jubilación ya no están bajo administración de las AFP’s, éstas administradoras sólo tienen el uno por ciento de los recursos de los aportantes. Saqueaste nuestro dinero de jubilaciones, ¡pendejo!

4.- Tu candidato Arce Catacora, pide incremento de los Bonos económicos asistenciales Covid 19

¡Juta! Como siempre, bondadosos con lo ajeno. El país, está recurriendo al Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, porque no tenemos dinero. Te farreaste nuestra plata. Y tu reencarnación, Arce Catacora, el firmador de cheques en blanco, no tiene moral para proponer nada. Tanto despilfarró en EVAdas.


Qué parte de la crisis económica quieres tapar, con un gil como Arce Catacora, ¿blandiendo lápices que no escriben?

  • De 15 mil 123 millones de dólares que teníamos como Reserva Internacional Neta en 2014, bajamos a 6 mil 460 millones en 2019. Te “tiraste” 8 mil millones de dólares en cinco años. ¿En qué Evo?
  • Nuestra deuda externa subió en un 78 por ciento. En 2014, la deuda externa era de 6 mil 35 millones de dólares y en octubre de 2019, ascendió a 10 mil 746 millones. Para que mendigabas tanto dinero, ¿qué has hecho en materia de desarrollo?
  • El saldo comercial de Bolivia, reporta cifras negativas de miles de millones de dólares. Sólo el 2019, fue menos 953 millones de dólares. No hay motor productivo. ¡Nos mamaste 14 años, Evo cabrón!

Lo que necesitamos es explicaciones de vos y de tu candidato, qué han hecho con tantos millones de dólares. Por amor de Dios, muéstranos una obra de impacto que no sean canchitas de fútbol, aeropuertos donde no hay pasajeros, empresas estatales que no trabajan, coliseos en medio de la nada…

Como te dio amnesia moral y sufres de ataques de odio, voy a EVOcar tu perfil bestial. Repetiste cansinamente tu origen humilde, pero dejaste deslizar que ya conocías la corrupción desde niño. Nos contaste la historia del cordero que pagó tu papá para saltar de curso. O sea, ayer pusimos a un corrupto confeso en la presidencia y hoy, debatimos de libertades con un vulgar bandolero prófugo.

Tu vida, Evo, estuvo llena de traiciones y contradicciones. Tu felicidad temporal te daban las mujeres fáciles y alabanciosas que pululan las oficinas gobiernistas, esas con tetas implantadas y cabello teñido, a las que les conseguías trabajos importantes en las empresas chinas. Tus sueños pedófilos y enfermos de llevarte niñas al Chapare, nos mostraba tu perfil facineroso que no podías disimular.

Pudiste brillar, pero preferiste la soberbia, escuchaste a tus ministros lambiscones y sindicalistas adulones, confiaste en los aplausos idiotas de las bartolinas que festejaban tus estupideces, te apartaste del camino honesto y desechaste el antídoto contra la corrupción.

Y finalmente, cuándo vas a dar la cara para esclarecer esto, Evo:

¿Por qué te convertiste en el peor de los tiranos?
¿Por qué insistes en “golpe” y no develas tu cobardía?
¿Por qué renunciaste y escapaste como gallina si no tenías ninguna culpa en el fraude?
¿Por qué no enfrentaste a la justicia si tenías a jueces y fiscales a tus órdenes?
¿Por qué le tienes miedo a “las pititas”?
¿Por qué envías gente a la confrontación y no a la pacificación?
¿Por qué te ensañaste con las ciudades para matarnos de hambre?
¿Por qué no estás asilado en el paraíso socialista de Cuba?
¿Por qué no indicas quién paga tus lujos en Argentina?
¿Por qué no explicas cómo un hospital es igual que una canchita de fútbol?
¿Por qué insistes en generar convulsión social en un país al que ya no perteneces?
¿Por qué no declaras tus relaciones de alto nivel con el “chapo” Guzmán y con el cártel de Sinaloa?
¿Por qué no nos dices la verdad sobre el aeropuerto de Chimoré y los vuelos militares directos con cocaína?
¿Por qué no nos explicas el nexo entre la fábrica de Úrea como elemento base para fabricar cocaína?
¿Por qué un estadio en medio de la selva y sin otro uso que el secado de coca?
¿Por qué tu círculo más cercano cayó con cargamentos de cocaína?
¿Por qué confías en los “narcos” como Faustino Yucra, para movilizar a tus soldados revolucionarios?

Hay muchos por qué sin respuesta. Evo, todos los dedos acusadores apuntan a vos en el juicio que la historia te hará y que llegará. ¡Falso héroe!

Fercho Flores Zambrana

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook