La "cultura del diálogo" (abusos) del Movimiento al Socialismo

La cultura de paz del Movimiento al Socialismo

Los abusos del MAS

Los masistas dicen que siempre fueron de la cultura del diálogo. Apelo a la memoria para verificar si fue así:

Abuso 1 (Marzo – abril 2016)

¿Recuerdan cuando personas con discapacidad (foto), después de una caravana de sillas de ruedas desde Cochabamba a La Paz, clamaron de rodillas diálogo para hablar de un bono de Bs500 mes?

¿Qué respondió el presidente de entonces?

“Un pequeño grupo de discapacitados pagados quieren desestabilizar al Gobierno”, dijo Evo Morales

El actual candidato del MAS y esa vez ministro de Economía, Luis Arce, señaló: "Atender este desmedido bono, como ustedes ven con estas cifras, es simplemente atentar contra los recursos del Tesoro General, contra los recursos de los bolivianos. No estamos en posibilidad de hacerlo, por lo tanto no va a haber el bono para los discapacitados”.

Durante dos meses, las personas con discapacidad lloraron, rogaron y pidieron diálogo. El masismo los reprimió, nunca dialogó con ellos.

Abuso 2 (Febrero – septiembre de 2017)

¿Recuerdan cuando los hermanos de Achacachi marcharon y pidieron la renuncia de un alcalde masista acusado de corrupción? ¿Recuerdan cuando pidieron diálogo a Morales para mostrarle documentos sobre los casos de corrupción de ese alcalde?

¿Qué respondió Morales? Dijo que era un golpe de estado buscar la renuncia de un alcalde con marchas y bloqueos.

“Algunos concejales se juntan para conspirar a su alcalde o su alcaldesa, algunos dirigentes también, pensando en el revocatorio que es constitucional, pero (no comparto) que en algunos lugares con bloqueos intenten hacer renunciar al alcalde (porque eso) es un golpe de Estado”, aseguró.

Morales y su ministro de Gobierno, Carlos Romero, hicieron algo peor, montaron un caso de secuestro contra el principal dirigente de Achacachi, Elsner Larrazabal. ¿Cómo pudo cometer el hecho Elsner si estaba en Cochabamba el día que supuestamente esa persona fue secuestrada? Larrazabal presentó fotos, facturas pasajes que probaron que estaba en Cochabamba. La fiscalía, aliada del masismo, encarceló a Larrazabal y a otros dirigentes.

¡Ah, me olvidaba! Faltando unos meses para las elecciones de octubre de 2019, en mayo, la Fiscalía imputó y aprehendió al alcalde que los vecinos habían denunciado por casos de corrupción y habían exigido su renuncia.

Abuso 3 (Febrero – agosto 2018)

¿Recuerdan cuando los productores de coca de Yungas se opusieron a la Ley General de la Coca que legalizó la coca del Chapare que en un 94 % se va al narcotráfico?

Los productores yungueños marcharon, protestaron, bloquearon. ¿Cuál fue la respuesta del masismo? Cárcel para el presidente de Adepcoca, Franclin Gutiérrez. Evo Morales y Romero montaron otro caso.

La fiscalía lo acusó de asesinar a un policía. Gutiérrez estaba a 40 kilómetros de donde el uniformado murió en un enfrentamiento, en el municipio de la Asunta. Luego, los masistas lo acusaron de haber viajado a Colombia para armar grupos irregulares en Yungas. Gutiérrez viajó a Ecuador, no a Colombia. Migración alteró su itinerario de viajes, falsificó documentos para señalar que Gutiérrez había viajado a Colombia.

Abuso 4 (Julio 2015)

¿Recuerdan cuando los potosinos pidieron dialogo para que el expresidente Morales cumpla su promesa de construir un aeropuerto? ¿Recuerdan que respondió el exmandatario? Atacó al dirigente de Comcipo, Johnny Llalli. Se burló y Lo llamó mentiroso. Después de casi un mes de paro en Potosí, Morales no atendió las 26 demandas plasmadas en un pliego petitorio suscrito en noviembre de 2014 con autoridades del gobierno central.

Abuso 5 (Mayo 2015)

¿Recuerdan cuando pobladores de Caranavi se movilizaron y pidieron diálogo para pedir que el expresidente Morales cumpla su promesa de instalar una planta de cítricos? ¿Cómo respondió el gobierno masista? Respondió con bala. Fidel Mario Hernany Jiménez, un joven de 19 años, y David Callisaya, un estudiante de secundaria, fueron asesinados. El gobierno dijo que se mataron entre ellos. Esa vez, era ministro de Gobierno, Sacha Llorenti.

Rememoro sólo estos cinco casos, no para decir que se debe actuar del mismo modo. No. Proceder de ese modo, sería reproducir una práctica del autoritarismo evista/masista. Recuerdo los hechos para probar que el masismo no fue ni es parte de la cultura del diálogo, sino de la violencia, el montaje y la mentira.

Por mis convicciones democráticas, estoy de acuerdo con el diálogo para reparar injusticias, evitar una ley que atenta contra un grupo, mejorar políticas públicas o exigir el cumplimiento de promesas.

Las personas con discapacidad pedían un bono mensual de Bs500. Los hermanos de Achacachi exigían la renuncia de un alcalde acusado de corrupción. Los productores de coca pedían que la Ley General de la Coca no legalice la coca desviada al narcotráfico. Los ciudadanos potosinos exigían que el gobierno cumpla un pliego. Los pobladores de Caranavi pedían al exmandatario Morales cumplir una promesa electoral.

¿Qué piden los bloqueadores masistas? Piden que las elecciones nacionales sean realizadas el 6 de septiembre. La Constitución y el artículo 94 de la Ley de Régimen Electoral facultan al TSE definir la fecha. Si no fuera la pandemia, podemos colegir que cambiar la fecha de elecciones tres veces es una burla y que los bloqueadores tienen razón. ¿Es tan difícil entender que la pandemia obligó a mover las fechas y no los caprichos de una persona o un grupo? ¿Es tan difícil respetar la Constitución y las leyes aprobadas por los mismos masistas?

Publicar un comentario

0 Comentarios

Comentarios Facebook